europedirectcoslada.es

Economía y negocios

Cómo sobrevivir a una entrevista de trabajo

Todos sabemos lo mal que se pasa cuando tienes una entrevista de trabajo. El miedo y el nerviosismo te invaden y te empiezan a sudar las manos, a temblar la voz y a olvidarte de todo lo que ibas a decir.

Todo este proceso es aterrador, pero hay algo que podemos hacer para aliviar ese miedo y exceso de sudoración Si sigues estos consejos prácticos, todo irá sobre ruedas.

Cómo sobrevivir a una entrevista de trabajo

Descansa bien la noche anterior

La noche anterior estarás lleno de nervios, pensando en los peor y a punto de cundir en pánico. Para y piensa que no hay nada que puedas hacer en ese momento, es hora de dormir y descansar. Todos sabemos que el sueño es muy importante, así que asegúrate de dormir por lo menos 7 horas.

Levántate seguro de ti mismo

Después del caos que hay en tu mente, te mereces sentirte bien contigo mismo antes de la entrevista. Date una charla motivadora recordándote las buenas cualidades que tienes, que sabes lo que haces y que estás cualificado para ese puesto.

Ponte tu mejor atuendo

Elige un conjunto que te haga sentir seguro. Incluso puedes utilizar esa prenda que te da suerte. Los estudios demuestran que vestirse para impresionar definitivamente puede elevar los niveles de confianza en uno mismo.

Sé puntual

Más vale que llegues temprano que tarde. Asegúrate de poner la alarma a tiempo y tener todo preparado para que por la mañana tengas que hacer lo mínimo.

Una vez que estés en la entrevista, ten en cuenta que los primeros momentos son cruciales. La forma de caminar y presentarte causa una gran impresión en el entrevistador, así que trata de causar una buena impresión:

Utiliza una postura correcta

Una buena postura mejora la confianza y te hace sentir poderoso.

Sonríe

Una sonrisa es un indicador de que eres amigable, seguro y agradable. Sonreír es una gran manera de calmar los nervios, porque sonreír aumenta los niveles de dopamina.

Saluda y preséntate

Estrecha su mano al mismo tiempo que le saludas y te presentas primero que el. Así demostrarás confianza y empezarás la conversación con un gesto profesional en lugar de esperar a que el entrevistador te diga algo.

Mantén el contacto visual

Es muy importante mantener el contacto visual todo lo posible, pues demuestra confianza, atención y respeto.

No te encorves

Siéntate verticalmente y no te encorves. No dejes las piernas abiertas ni cruces los brazos, dos signos de que no eres profesional y de que no te estás tomando en serio la entrevista.

Prepara varias preguntas

Es muy importante ir a una entrevista con varias preguntas escritas. Esto demostrará que has dedicado tiempo a preparar la entrevista y que te importa.

Investiga antes

Es importante que investigues a la empresa, el cargo que aspiras obtener y al entrevistador. Si tiendes puntos en común y diriges la atención al entrevistador, causarás una buena impresión.

Haz una salida correcta

Una vez que la entrevista ha concluido, dale las gracias al entrevistador, estrecha su mano firmemente, sonríe y sal con confianza.